Planta de tratamiento

Uno de los principales beneficios de la actual configuración de la planta de tratamiento de MATSA es su habilidad para gestionar las variaciones habituales del mineral de cada uno de los yacimientos ya que es capaz de procesar dos tipos de minerales de cada una de las tres minas que posee la compañía. Esta versatilidad supone una gran ventaja para la compañía, ya que ofrece la oportunidad de optimizar la producción en función de cada uno de los yacimientos.

Mientras que la configuración original de la planta de procesamiento tenía una línea de producción asignada a cada uno de los dos tipos de minerales, las nuevas configuraciones permiten el procesamiento de mineral de cobre, a través de cualquiera de las tres líneas de molienda; y, de mineral polimetálico, a través de dos, de las tres líneas de molienda. 

Los nuevos equipos y maquinaria ponen de manifiesto el compromiso continuo de MATSA, con la innovación tecnológica en todos nuestros proyectos.

Expandir / Comprimir