Sistema teleremote

Dentro de su sistema de control, la compañía cuenta con dos salas teleremote para operar, desde superficie, equipos esenciales en el interior de la mina y cuyo objetivo es incrementar su disponibilidad en el cambio de relevo y, además, mejorar la seguridad de los trabajadores.

Desde el punto de vista de la seguridad, el sistema reduce la exposición del operador de manera drástica al polvo, gases y ruido, ya que solo tiene que bajar a la mina puntualmente en casos de reparación del suelo, caída de material con riesgo, preparación de la cámara o revisión del equipo. Adicionalmente, no se requiere estar subido en la pala, con lo que se reduce la fatiga causada por el trabajo prolongado en un equipo móvil.

El equipo cuenta con un sistema de seguridad automatizado que, de forma constante, comprueba el estado del equipo y el área de trabajo. Está compuesto por barreras láser que detectan cualquier movimiento en la zona de perforación, deteniendo automáticamente la misma. Por seguridad, si el equipo pierde el contacto con la sala de control teleremote por problemas de señal, en un segundo se paran las bombas y se detiene automáticamente la perforación. Si transcurridos diez segundos no es capaz de restablecer el contacto, la máquina se para por completo. Así mismo, tanto la máquina como la sala de control poseen sistemas de parada de emergencia que pueden ser utilizados ante cualquier imprevisto.

Este sistema permite trabajar 24 h/día durante los 7 días de la semana, eliminando los tiempos muertos correspondientes a los cambios de relevo (bajadas y subidas a la mina del personal) y las paradas por ventilación de gases en zonas de trabajo. Contemplando estos dos aspectos, la optimización de tiempos por parte del sistema teleremote alcanzaría las 1.000 horas más de perforación al año por equipo.

Expandir / Comprimir