Responsabilidad Ambiental

MATSA, en su compromiso responsable con el medio ambiente y su protección apuesta por la implicación de los trabajadores y de la propia entidad para alcanzar la excelencia en la gestión ambiental de la empresa, así como sensibilizar a las futuras generaciones de la importancia de respetar y cuidar el entorno.

La compañía está encaminada a minimizar el impacto ambiental conservando el entorno para que pueda ser disfrutado por las generaciones futuras una vez clausurada la actividad minera.

Control y seguimiento

MATSA realiza de forma continua el control y seguimiento de los aspectos ambientales de la actividad, garantizando el cumplimiento de la normativa aplicable y minimizando la generación de situaciones inesperadas que puedan causar daños sobre el medio ambiente.

La empresa diseña y ejecuta su sistema de gestión ambiental conforme al estándar internacional y responde a este compromiso mediante una cuidadosa planificación de la producción, una ejecución integral de los planes de seguimiento y la gestión de todos los aspectos medioambientales derivados de su actividad.

Consumo de recursos naturales y materias primas

Desde el inicio de la actividad, la empresa está comprometida con la mejora continua y la gestión sostenible de los recursos. El consumo de los recursos naturales es sometido en todo momento a medición, seguimiento y estricto control por parte de la empresa.

La gestión eficiente de la cantidad y calidad de los recursos hídricos de la zona tiene como finalidad minimizar el consumo de agua como recurso natural mediante la reutilización del agua de proceso y la sensibilización de todo el personal que trabaja en las instalaciones.

Desde 2016 MATSA forma parte de la primera plataforma de huella hídrica en España, EsAgua, un proyecto único e innovador en nuestro país.

Preservación del patrimonio cultural

MATSA apuesta por la preservación del patrimonio cultural motivo por el cual en el último trimestre de 2011, la empresa realizó trabajos arqueológicos que descubrieron un poblado minero de la Época Imperial Romana (siglo I antes y después de nuestra era) para la explotación del mineral. MATSA impulsó la puesta en valor de este yacimiento, con el objetivo de hacer partícipe de este bien cultural a trabajadores y visitantes. Para ello llevó a cabo la ejecución del proyecto “Una ventana al pasado”, instalación que nos lleva a los entresijos de la actividad minera en la época romana.

Formación y sensibilización medioambiental

La compañía ofrece cada año una formación continua en materia medioambiental y pone a disposición de los trabajadores información sobre las “Buenas prácticas ambientales”. El reciclaje continuo en esta materia es indispensable para cualquier trabajador de MATSA a través de cursos y jornadas ofrecidas en las instalaciones.

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, MATSA organiza cada año una visita de escolares a sus instalaciones con el objetivo de sensibilizar y concienciar a los más jóvenes sobre el respeto por el medio y una correcta gestión ambiental. A través de actividades lúdicas, los estudiantes aprenden a reciclar y gestionar los residuos de forma correcta, así como valorar el cobre y sus utilidades.

Expandir / Comprimir